miércoles, 16 de noviembre de 2016

El ingenio para subsistir

El ingenio para subsistir
15 noviembre, 2016 6:30 pm por Jorge Bello Domínguez

Güira de Melena, Artemisa, Jorge Bello, (PD) Cuando de sobrevivir se
trata; los cubanos son capaces de las más ingeniosas técnicas de
enmascaramiento. Sucede hoy con los revendedores de productos agrícolas,
cuyo único sustento económico familiar se basa en la comercialización
ilegal de viandas hacia distintas zonas de la capital, pero para ello,
deben burlar el constante asedio al que están sujetos por los agentes
del orden público.

Aquellos que se dedican por completo a esta actividad son conocidos de
forma popular como "jaberos". En su mayoría son del sexo femenino y
realizan el traslado de la mercancía en enormes jabas de confección
artesanal.

Venden viandas y hortalizas en diferentes zonas de la capital,
utilizando la vía directa (cliente-vendedor). Muchos tienen puntos fijos
donde vender, a veces en casas. En la mayoría de las ocasiones, lo hacen
de manera solapada, para no ser descubiertos por los muchos agentes de
la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) que transitan por las calles
habaneras, ya que estarían expuestos a perder la mercancía que
trasladaron, pues se la decomisan. Además pueden imponerles multas de
hasta 1500 pesos.

Debido a las malas experiencias, con el paso del tiempo, estos
vendedores han ido modificando su modus operandi. Ahora, para el acarreo
de las mercancías, utilizan, además de las jabas, recipientes plásticos
de 20 litros conocidos como "cubetas".

En dialogo con una señora que dice llamarse Elsa, de sesenta años, y que
lleva tiempo en estos menesteres, relató que para ellos es más cómodo y
práctico el uso de este recipiente y además, porque la mercancía sufre
menos daños a la hora de trasladarla, lo cual es de mucha importancia
porque el cliente exige la mercancía en óptimas condiciones. Y a los
ojos de la policía llama menos la atención.

Aun, sin encontrarse tipificados dentro de las categorías que rigen el
ejercicio de la actividad cuentapropista, estas personas, con su
quehacer ilegal, desafían el asedio a diario y constante del que son
objeto por parte de la policía y los inspectores, quienes en muchos
casos extorsionan al vendedor.

Según Elsa, los que se dedican a este tipo de actividad, lo hacen por
ser su único modo de subsistencia en medio de la dura realidad
económica. La mayoría no tienen dinero con qué pagar los sobornos que
les exigen.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Jorge Bello; móvil +53 53353648
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Source: El ingenio para subsistir | Primavera Digital -
http://primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/el-ingenio-para-subsistir/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada