Loading...

martes, 18 de agosto de 2009

Moneda única o canje

Moneda única o canje
Moisés Leonardo Rodríguez

LA HABANA, Cuba, agosto (www.cubanet.org) - Los gobernantes han logrado
un consenso. Los cubanos concuerdan en que nada de lo decidido por ellos
está encaminado a lograr el bienestar ciudadano, sino a mantener el
poder y traspasarlo a los suyos.

Raúl Castro anunció que circulará próximamente una sola moneda en el
país. Para los cubanos la medida no será un gran avance si no se
acompaña del aumento del poder adquisitivo de los trabajadores,
jubilados y pensionados.

Esto último sólo es posible con un incremento de los volúmenes de
producción y la eficiencia que, disminuyendo los costos y aumentando la
oferta, permita la reducción de los precios que, a su vez, valorizan la
moneda y los salarios.

El anuncio de la unificación monetaria no es sólo una respuesta a las
demandas de la población y mucho menos a la campaña de la oposición.

Años atrás el rumor de un canje de moneda recorrió la isla. Muchas veces
el gobierno promueve rumores para medir la reacción popular. En esos
tiempos los subsidios venezolanos no estaban en capilla ardiente como
ahora. Como tantas otras cuestiones, lo del canje quedó en comentarios.

La vida ha obligado a la realización de cambios no deseados por el
poder, pero inevitables para asegurarlo en medio de la crisis mundial,
la agudización de la nacional y la falta de un nuevo proveedor de subsidios.

Un canje, justificado como paso hacia la moneda única, tendría la
ventaja política de callar la boca a los que lo han demandado esta
última. Para la clase gobernante sería un medio de reducir el circulante
para sanear el simulacro de economía de la isla.

El principal perjudicado con el canje será aquel sector de población que
ha acumulado riquezas ilegalmente. Su poder económico le has permitido
llevar mejor sus vidas en medio de la debacle. Han sido tuertos en el
país de los ciegos; hasta ahora.

Los gobernantes están más centrados en reforzar sus posiciones de poder
que en dar soluciones a los males nacionales. Esto explica el lento
ritmo y la timidez de las modificaciones que se anuncian más de lo que
se aplican.

Esto último se demuestra en los métodos utilizados a la hora de entregar
las tierras en usufructo, en la clausura de las escuelas en el campo sin
retirar los elementos ideológicos que tiene la educación en Cuba, y
también en el freno a las fuerzas productivas, que no permite la
creación de pequeñas empresas y cooperativas que sustituyan a las
ineficientes del sector estatal, como ocurre en la gastronomía y el
comercio minorista, por citar dos ejemplos.

cubano2000cisd@yahoo.es

Cuba: Moneda única o canje (18 August 2009)
http://www.cubanet.org/CNews/y09/agosto09/18_C_2.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada