jueves, 1 de diciembre de 2016

La falta de reconocimiento legal impide a activistas hablar en un foro de minorías de la ONU

La falta de reconocimiento legal impide a activistas hablar en un foro
de minorías de la ONU
YUSIMÍ RODRÍGUEZ LÓPEZ | La Habana | 1 de Diciembre de 2016 - 00:53 CET.

La falta de reconocimiento legal impidió a varios activistas de la Isla
hablar en la novena sesión del Foro sobre Asuntos de Minorías del
Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se realizó los días 24 y 25
de noviembre en el Palacio de Naciones de Ginebra.

En el foro, dedicado a las "Minorías en situaciones de crisis
humanitaria, los panelistas abordaron temas relacionados con la atención
a estos grupos, no solo durante y después de la crisis, sino antes, ya
que están por lo general en situación de desventaja.

Aunque se refirieron a las personas más propensas a ver vulnerados sus
derechos, como mujeres, niños, ancianos, discapacitados y comunidad
LGBTI, no hubo representantes de organizaciones LGBTI entre los oradores.

Sin embargo, estaban allí representantes de las cubanas Divina Esperanza
y Fundación Cubana por los Derechos LGBTI, que no pudieron hacer uso de
la palabra, pese a haberse anotado en la lista de oradores, porque el
Gobierno cubano no les otorga reconocimiento legal.

Kirenia Yalit Núñez, coordinadora de la Mesa de Diálogo de la Juventud
Cubana, participó en el Foro de Democracia y Derechos Humanos realizado
días antes también en Ginebra. Aunque se anotó en la lista de oradores,
tampoco pudo hablar.

"Al no tener reconocimiento legal en Cuba, tampoco lo tenemos acá",
explicó la activista.

"Somos, junto a Cubalex, de las organizaciones que más adelantadas están
en el proceso para registrarse. Ya demandamos al Ministerio de Justicia
por este tema; desde diciembre de 2015 estamos intentando la
legalización", señaló.

"El Ministerio de Educación Superior nos contestó que ya existían
organizaciones juveniles que hacían lo mismo que nosotros. No dijo
cuáles, aunque suponemos que se refería a la Unión de Jóvenes
Comunistas, como una organización que representa a todos los jóvenes, y
no es el caso, ni tiene los mismos objetivos nuestros: promover los
derechos humanos con énfasis en la juventud e incentivar el liderazgo de
los jóvenes", comentó.

Precisó que este año la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana se ha
enfocado en el proceso electoral, con la campaña Poder Joven.

Nelson Gandulla, director de la Fundación Cubana por los Derechos LGBTI,
dijo que quería intervenir en el foro "precisamente para hablar de los
problemas existentes en Cuba para la legalización de organizaciones
independientes".

"Nos acompañan organizaciones internacionales que nos ayudan y por eso
somos tildados de mercenarios", se quejó Gandulla. "También quería
hablar de la falta de legislaciones en Cuba que favorezcan a los LGBTI;
del acoso policial contra personas trans, excluidas además del Código de
Trabajo, ya que en este no se reconoce la identidad de género".

"Yo pude graduarme de médico, pero hablo por muchas personas de la
comunidad que en Cuba no tienen oportunidades, sobre todo las trans.
Además, los activistas de derechos humanos somos acosados", señaló.

Mario José Delgado, director de Divina Esperanza, explicó que su
organización "trabaja por los derechos de las personas LGBTI que asisten
a iglesias".

"Soy adventista del séptimo día. Puedo entrar a la iglesia y sentarme,
pero no tengo voz ahí dentro. En el foro quería decir que en Cuba existe
el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) que es una institución
del Estado y responde a los intereses del Gobierno", afirmó.

"Aunque ha hecho algunas cosas por la comunidad, no hemos visto los
avances deseados, porque al Estado no le interesa. Sigue ocurriendo
detenciones; las personas trans no tienen acceso a los trabajos", criticó.

"Quería hablar también del documento 'Libres, nacidos iguales', que
presenta las cinco obligaciones jurídicas básicas que los Estados deben
cumplir para legislar a favor de la comunidad LGBTI y apenas se conoce
en Cuba. Pretendía promoverlo en el foro para que los Estados,
incluyendo el cubano, se comprometieran a cumplir estas obligaciones",
dijo Delgado.

"Divina Esperanza no es política, pero pienso que al Gobierno no le
interesa registrarla legalmente porque teme que defienda los intereses
de la comunidad LGBTI y se salga de lo que el Gobierno, que incluso
regula las políticas del CNESEX, tiene establecido", razonó.

Durante el foro, dos delegaciones oficiales y una representante de la
sociedad civil, se refirieron a la comunidad LGBTI. Vicenta Camusso, de
la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora,
apuntó que ser LGBTI incrementa la posibilidad de ser discriminado como
minoría. El representante de Canadá habló en el mismo sentido.

La representante de Rusia solicitó que se eliminara a personas LGBT del
párrafo que, dentro del proyecto de recomendaciones sobre minorías en
situaciones de crisis humanitaria, aconseja prestar especial atención a
personas pertenecientes a minorías, objeto de formas interrelacionadas y
múltiples de discriminación: menores no acompañados, mujeres con
discapacidad, y lesbianas, homosexuales y transexuales.

Los activistas cubanos han sufrido represión por parte de las
autoridades de la Isla.

Kirenia Yalit ha sido objeto de registros en el aeropuerto al regresar
de viajes al exterior, y las autoridades le han quitado materiales
importantes para su trabajo.

Mario José ha sido interrogado por la Seguridad del Estado. En 2014, al
salir de la entonces Oficina de Intereses de los Estados Unidos, lo
subieron a un auto y le propinaron una golpiza, de la que conserva una
cicatriz junto a la ceja. Tiene motivos para sospechar que fue una
maniobra de represalia, pero no tiene pruebas.

Nelson Gandulla también ha sido acosado, pero considera que debe seguir
trabajando y defendiendo los derechos de su comunidad.

Source: La falta de reconocimiento legal impide a activistas hablar en
un foro de minorías de la ONU | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1480549994_27100.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada